jueves, 26 de enero de 2017

Cómo y por qué manejar en Estados Unidos

Ya había manejado en este país hace varios años atrás. Mi viejo jeep que tenía como au pair, a pesar de ser un poco feo, era lo máximo. Poder manejar implica, básicamente, ser libre y largarte de la casa cuando quieras. Desde esta perspectiva, si alguna futura au pair me pregunta si es mejor una familia con o sin carro, definitivamente respondería que con carro... a menos que vivas en NY o en el centro de alguna familia millonaria y tengas muy buen transporte público.

El tema viene al caso porque esta semana tenía que ir a la universidad a presentar el placement test para mi curso del TOEFL. Mi hm no me podía llevar y cuando le pregunté si se sentía bien con que yo manejara, me dijo tranquilamente que sí, que el lugar era cerca y que fuera. No voy a negar que me puse nerviosa, no conocer el camino, ir en una van (a la que ahora le digo tractor) y sola, no iba a ser fácil. Ese día el clima estaba terrible, llovía mucho y estaba nublado. El punto era que ese era el último día para presentar el examen, si no lo hacía quedaba fuera del curso.

Entonces me quité los nervios y decidí ir. Salí de la casa con tiempo por si tenía algún imprevisto y para irme despacio. Puse el GPS y arranqué. Todo era curva, subidas y bajadas, caminos medio raros y el clima no ayudaba. De repente llegué a una autopista y el GPS me indicaba voltear a la izquierda y meterme a una línea rápida. Para eso hay que pagar y yo no tenía ni idea si el carro tenía el ship que descuenta automáticamente esos peajes, entonces preferí seguir derecho y ahí se armó el desastre porque me perdí.. aunque finalmente llegué al examen, Pero la cosa se puso peor al volver porque me perdí nuevamente, no entendía el maldito GPS y me metí por TODAS las autopistas, estuve dando vueltas como por una hora, llovía más, me puse nerviosa, quería llorar... y eso que "ya tenía experiencia". Además de todo, tenía que llegar a tiempo para recoger a mis niños del colegio, todo un drama.

¿Qué hice? respiré profundo y busqué un lugar fuera de la autopista para parar. Puse de nuevo la dirección de mi casa y miré la ruta para tratar de memorizar los nombres de las salidas y no confundirme con el GPS. Empezó a llover más y me fui porque no tenía mucho tiempo. Aquí tengo que anotar que todavía no tengo licencia, ando manejando con la de Colombia porque se supone que funciona por un mes :)

En fin, prueba superada. Después de mucho rato llegué a la casa, 3 minutos antes que los niños! Tuvo que pasar eso para que le quitara de nuevo el miedo a las autopistas, ahora estoy lista para andar por donde sea.

Consejo: no se estresen que les va peor manejando. Y recuerden: siempre será mejor tener carro.

sábado, 14 de enero de 2017

De regreso a Estados Unidos


Después de muchas entrevistas en las que me di cuenta que la gente no lee, por fin conseguí familia. Todo el proceso me tardó como un mes, fueron varias entrevistas y varios mails fallidos porque la gente que me seleccionaba tenía bebés y ese no era mi objetivo.

¿Qué hice cuando la familia no me gustaba? Les escribía un mail con lo siguiente: "Hola XXX, qué bonita familia tienen! Muchas gracias por pensar en mí como su futura au pair, pero si leen mi perfil se darán cuenta que esta vez quiero tener la oportunidad de cuidar niños grandes, solo para tener una experiencia diferente. Les pido amablemente que dejen mi perfil para que más familias me puedan contactar. Gracias" Y ya, simple y directo.

¿Cuántas familias tuve y por qué no fui con ellas? Aquí el resumen:











Así que para mi sorpresa, me fui con una familia que vive en Virgninia, el mismo estado en el que estuve hace 5 años. Viviré como a media hora de mi familia previa y de algunos viejos amigos que espero encontrar de nuevo en el camino.

Y bueno resumiendo lo que siguió, viajé el 9 de enero muy temprano hacia New Jersey para el training... una segunda vez escuchando pendejadas por muchas horas al día. Compartí la habitación con una alemana a la que había que sacarle las palabras, y yo con estas ganas de hablar. La comida me empezó a saber maluca, se me había olvidado que aquí todo es insípido y procesado.

En fin, acabó el training y viajé el jueves en la tarde para conocer a mi familia. Los niños me recibieron en el aeropuerto con 2 pancartas muy bonitas que hicieron. Les había dicho que les pusieran un corazón y así lo hicieron <3 La señora también me recibió con un abrazo, y el señor llegó 5 minutos tarde pero también fue muy amable. Me llevaron a comer y a la casa. Al siguiente día me levanté temprano para conocer la rutina de los niños y poderla hacer sola después.

He jugado con los niños, conversado con ellos y todo es maravilloso. Ya estoy empezando a aprender lo que quiero, aunque me siento muy bien hablando inglés con ellos y con la mayoría de la gente. Es verdad que tengo grandes ventajas sobre otra niñas, empezando porque ya conozco la ciudad. Pero no deja de ser dificil dejarlo todo, llegar a vivir a la casa de otro, aguantar gritos, tener paciencia. No, nunca será fácil pero aquí estoy.

En las historias para recordar, tengo 2:

1. Anoche, mi segundo día en esta casa, fui a comer con el señor y el niño porque la mamá y la niña no estaban. Pedimos la comida y a él le trajeron una cerveza gigante. Lo miré y le pregunté si iba a manejar tomando alcohol y me dijo: no, vas a manejar tú. Yo me reí y comimos como si nada pasara. Al final, saliendo del restaurante, me entregó las llaves y se echó la bendición.. me paniquié, casi temblaba, pero me di fuerza mental y manejé, de noche y muy despacio pero lo logré. Es una van como para 7 personas que asusta, hasta a mí que ya había vivido aquí. Tengo que hacerlo bien y practicar para poder salir a donde quiera :)

2. Esta tarde mi niño de 8 años pasa cerca y me dice: "Im so happy you are here being our au pair". Y eso me hizo el día, lo amo.

Nos seguiremos leyendo, por ahora con un extraño y feo ánimo que por 10 minutos al día me hace llorar.
FECHA







jueves, 10 de noviembre de 2016

Me voy de Au Pair por segunda vez

Han pasado casi 4 años desde que regresé de USA y las ganas de volver todavía no se me quitan. Así que pensando en mis metas y de puro impulso (como siempre tomo mis decisiones), me inscribí al programa ese día. Ahí mismo hice la entrevista, pagué y me fui a casa a llenar la aplicación. Solo han pasado 8 días desde entonces... y hoy por fin estoy en línea.

¿Qué me queda? esperar, como siempre. esta vez estoy más tranquila porque ya sé cómo funciona esto. Lo estoy haciendo por lógica y no por emoción, como la primera vez.

Tengo hasta el 31 de marzo para conseguir una familia chévere con niños grandes, porque esta vez no quiero cambiar pañales... y ojalá que vivan en NY, Washington, Filadelfia o por ahí cerca.

Paciencia y paciencia, que sea lo que Dios quiera.

jueves, 3 de noviembre de 2016

¡REVIVÍ! Bienvenidos a la parte 2

¡Qué raro es ver que la última entrada que publiqué fue en junio de 2013! Ha pasado TANTO desde entonces... para no alargar, porque ese no es el tema central, lo resumiré así:

Efectivamente me fui a brasil y estuve ahí trabajando en marketing y comunicaciones por 6 meses, fue mi práctica profesional. Cuando terminé no me quería devolver para Colombia y empecé a buscar una nueva pasantía que resultó siendo en Panamá. Estuve un año más en ese país y en abril de 2015 regresé a Medellín.

Desde ese momento he vivido aquí, no he vuelto a viajar (solo paseos), no he vuelto a hablar inglés y lo he olvidado. Ahora tengo una nueva meta: ganarme una beca, ¿pero cómo? ya sé que se necesitan miles de requerimientos y un muy buen nivel de inglés, pero ya no sé ni hablar (bueno, exagero). Estuve buscando durante un tiempo cómo irme para USA a practicar, a mejorar mi nivel de nuevo para poder tomar el TOEFL y aplicar a becas, pero con el precio del dolar esa idea está casi imposible. Inclusive hasta pensé en volver a ser au pair, pero con CC ya no puedo porque tengo más de 26 años.

Así que hoy, en medio de mis locas ideas y afanes por irme, encontré una nueva empresa que admite au pairs hasta los 26 años pasados y fui por información.... ¿qué vendrá ahora? Ya les contaré.

lunes, 19 de agosto de 2013

Otro blog

Mi vida de Au Pair se acabó, pero tengo nuevos retos y viajes que contar.

Si me quieren leer, ando por aquí: (copiar y pegar el link)

http://val-en-viajes.blogspot.com/

domingo, 2 de junio de 2013

La última historia

Aquí, después de mucho tiempo, le pondré fin a esta historia y comenzaré con una nueva etapa. En mi útima entrada voy a contar un poco de lo que se viene para mi vida.

Estuve durante un tiempo conversando con mis host sobre volver a VA y cuidar de mis niños otra vez al tiempo que estudiaba. Las cosas avanzaron poco, llegó el día en el que mi HM me preguntó si era legal que yo trabajara con visa de estudiante (que obvio no es legal) y hasta ahí llegaron las cosas. La conclusión fue que ellos no querian meterse en problemas con el gobierno y que si yo no conseguía una visa que me permitiera trabajar y estudiar al tiempo, no me podía ir para su casa. Me dio mucha tristeza, pero mi lema de vida me ha enseñado que todo pasa por algo.

Seguí adelante con mis planes de conseguir una práctica en el exterior. Sabía que el proceso iba a ser largo y tedioso, pero estaba muy decidida a no quedarme en Colombia. El problema de salir de la casa una vez, es que ya no quieres regresar. 

Tuve un par de entrevistas que no me llamaron la atención, el proceso se iba poniendo cada vez mas maluco y yo más estresada. Iba llegando la hora de terminar las materias de la carrera y yo aun no conseguía trabajo. Decidí aplicar a una práctica en Brasil, sabía que ese trabajo era muy apetecido, así que me puse las pilas y estudié mucho para la entrevista. Me fue excelente, pasé a la segunda fase. Me dejaron esperando un par de semanas para saber los resultados, y finalmente me dijeron que habia sido seleccionada. En ese momento la emoción fue grandísima, inexplicable. Por fín conseguí lo que había estado buscando durante este tiempo; gracias a mi esfuerzo y paciencia me voy de viaje de nuevo!

Espero viajar a Brasil en Julio, 7 meses después de haber llegado de gringolandia. Estaré allá por lo menos por 6 meses con posibilidad de un año. Tengo tiempo para ver que pasa con mis ganas de volver a USA, porque aun sigo pensando tener una vida en ese país. 

Gracias a todos por leer mis historias, por acompañarme durante mi vida de au pair. Es muy grato saber que pude ayudarle a varias personas a animarse a vivir esa experiencia. Mi vida pasará ahora por otra etapa, espero tener el tiempo y las ganas para relatarlo en un nuevo blog que pueden encontrar aqui: http://val-en-viajes.blogspot.com/

NOS VEMOS, PEOPLE!!!!

sábado, 6 de abril de 2013

Actualizando


Con los dias me fui acostumbrando de nuevo a mi vieja vida, me tomó alrededor de 1 mes para poner los pies en la tierra. Las ganas de volver a gringolandia me estaban consumiendo asi que muy inteligentemente entré a la pagina web de la embajada americana y comencé a llenar la información para sacar una nueva visa, esta vez de turista; lo bueno es que ahora es por 10 años.

Aparté la cita, compré mi tiquete de avión para Bogotá y me fui a principios de enero a pedirla. La espera fue larga, estaba nerviosa y sola. Fue el mejor momento para pedir esa visa, había acabado de llegar de USA, me había comportado bien, tenia el ingles y aun era estudiante, por lo que no tenia muchas posibilidades de que me la negaran. El resultado: Visa aprobada.

Por esos días estaba hablando mucho con mi ex HF (Seguiré llamándolos HF como siempre) y les había contado de los planes que tenia sobre la visa. Mi hm me escribió diciéndome que yo tenia razón sobre las alemanas, que ellas no eran casi familiares y que la prox au pair tendría que ser de sur America. Resulta que Vanessa (mi reemplazo) andaba saliendo mucho y nunca les decía para donde ni con quien y mucho menos si volvia o no a dormir, y a mis host no les gustó eso y le dijeron pero ella respondió que en Alemania nunca había tenido que dar explicaciones de nada. Mi hm asustada me pregunta, ¿qué clase de familia es esa? Jajajaja

El caso fue que en una de esas conversaciones mi hm me dijo que había hablado con mi hd y que les gustaría que yo volviera a trabajar con ellos, cuando lei eso me quedé pasmada, pálida, sin saber que pensar pero saltando de alegría… una cosa loca y rara; no me lo esperaba.
Yo le dije que mis planes era irme a USA  a estudiar y que no sabia si lo podríamos hacer porque yo tendría que cuidar a mis niños todo el dia. Empecé a buscar opciones de clases en las noches, community college, y cualquier cosa que me pudiera ayudar.

La verdad es que aun no he avanzado mucho con eso y no se para donde vaya la historia, porque si quiero estudiar necesito dinero, y no podría alcanzar a pagar la universidad con el trabajo de Au Pair. La idea me emociona mucho, pero también me preocupa un montón. Este tema sigue pendiente.

Ya llevo casi 4 meses en Colombia, suficiente tiempo para estar adaptada, el único problema ha sido mi vida social: me la paso encerrada la mayor parte de los fines de semana, no se dónde están los amigos que tenia antes de irme, ya no le encuentro gracia a irme de rumba. La vida me cambió completamente, he estado demasiado sola y eso me pone triste a veces.

Quiero acabar YA la universidad y mirar que hacer con mi vida. Ando buscando una práctica en el exterior por 6 meses pero eso tampoco se me ha dado todavía. Ya no me veo más en Colombia, pero tampoco encuentro la manera de irme. Estoy en un punto maluco, no se para dónde voy ni con quién. Será tener paciencia, ya veremos que pasa….