lunes, 17 de diciembre de 2012

Good-Bye USA :(


Con la nueva Au Pair me la terminé llevando bien, traté de hacerle una primera semana agradable llevándola a todos lados, a comer helado, a ver películas, a Starbucks y otro par de sitios. Tuvimos una buena relación en lo poquito que pude conocerla, tanto que la llevé ese fin de semana a un cumpleaños y hasta tuvo la oportunidad de ver una stripper, juaaaa! Nunca en mi vida me había tocado ver esa cochinada, la pobre estaba impresionada mirando todo lo que esa vieja hacia.

La semana transcurrió normal, yo solo podía pensar en que era la última vez que iba a cuidar a mis mugrosos asi que traté de abrazarlos cada vez que podía y de decirles que los adoraba muchísimo.

El fin de semana pasó, yo terminé de empacar y el lunes tuve una pequeña reunión con mi HF, hicimos galletas de navidad, conversamos, nos reimos, lloramos (mi hm lloró conmigo) y me dieron un hermoso scrapbook digital con fotos mias y de los niños. Yo les entregué un par de regalos y me despedí de mi HM porque ella salía al dia siguiente muy temprano a trabajar y no la vería mas. Fue demasiado triste, no podía aguantar las lágrimas, no me la creía. De ahí me fui a comer un helado con las au pairs y esa noche llegué tranquila a dormir y a disfrutar de mi deliciosa cama.

A la mañana siguiente me levanté muy temprano, no fui capaz de dormir mucho. Alisté todo y esperé a que mi HD volviera del trabajo para llevarme al aeropuerto. No podía del dolor de estómago, me sentía horrible, nerviosa, triste, tenia una cantidad de cosas en la mente! A mis niños los abracé, les dije cuanto los quería, me despedí llorando obviamente y me fui, pero ellos aun no entendían bien que pasaba. Cole vió mis maletas y me preguntó a donde iba, yo lo único que podía decirle era que iba a estar con mi mami y el me miraba pensativo.

El viaje se me hizo eterno, los 2 vuelos tuvieron un retraso de 40 minutos cada uno, asi que llegué al aeropuerto de Medellin como a la 1am y mientras buscaba las maletas fue otra eternidad. Mi amigo me estaba esperando desde hace rato en el aeropuerto para llevarme a mi casa y cuando salimos el primer choque mental fue ver las vías de solo 2 carriles y compararlas con las de USA de 4 o 5. Finalmente toqué el timbre de mi casa a las 2am, emocionada, con cositas en el estómago y esperando abrazar a mi mamá. Se levantaron todos y cuando abrieron la puerta vieron solo mis maletas, después aparecí yo y mi mamá casi se muere. Mi papá con su cara de sueño solo me decía que muy mal hecho que les hubiera dañado las sorpresas que me tenían, pero también se alegró de verme en casa. En 10 minutos me arreglaron mi pieza, me dieron un par de regalos y como una hora después nos fuimos a dormir. Uno de los momentos mas díficiles fue cuando toqué de nuevo mi cama, antes de irme era lo mejor del mundo… pero esta vez se me hizo muy dura! Ja, me volví un poquito exigente; no pude dormir bien los primeros 2 dias pero ya me acostumbré de nuevo.

Al otro día me tocó desempacar maletas y eso me tomó casi todo el dia, al final ya estaba desesperada porque en mi viejo closet no cabía una aguja; me tocó sacar muuuuchisimas cosas para regalar. Lo único malo es que de USA me traje casi toda la ropa para el frio y aquí me ando muriendo de calor; obviamente pasar de 8°C a 27°C no es que sea fácil.

A mis amigas me les aparecí de sorpresa el jueves en la noche, nos dimos un abrazo triple y no me sentí rara para nada, nuestra amistad sigue intacta a pesar de que durante mi año en USA no tuvimos mucho contacto. En ese momento me alegré de estar aquí, porque allá ya me estaba sintiendo sola. El problema de ser au pair es que tus amigos siempre van a variar, porque cuando tu llegas hay otras niñas que están a punto de irse. Hice amigos, pero ninguna de esas amistades me hizo sentir tan cómoda como mis viejas amigas.

Volver a casa, abrir la nevera y encontrar comida de verdad, sentirme pobre y sin plata, ser una simple estudiante, montar en bus y olvidarme del jeep que manejaba, tener un poco mas de reglas, vivir con papá y mamá, sentir que mi ciudad es un pueblito donde todo el mundo se conoce… definitivamente la mente y la percepción de las cosas me cambiaron! Este año en USA me dejó mucho mas que un buen ingles. No lo repetiría, pero NO me arrepiento de todo lo que hice.

Tengo planes de volver a gringolandia, mientras tanto trataré de volver a mi vida normal. Los cambios se notarán mas adelante, asi que en un tiempo haré mi última entrada. Gracias por seguir mis historias, les saludo desde mi humilde hogar.




8 comentarios:

  1. Ufff! Que diferente te debes de sentir :) pero supongo que tambien realizada no?
    Besos

    ResponderEliminar
  2. estoy interesada en hacer el intercambio, me podrías contactar para hacerte algunas preguntas? mi mail es juliaferrarello@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    me gusta mucho tu blog!Yo también tengo un blog relacionado con la experiencia au pair, si quieres contarme tu experiencia esta semana habrán sorpresas, pues estamos de celebración!!!
    http://quieroseraupairenuk.blogspot.com.es/
    quieroseraupair@gmail.com, aqui puedes enviarnos alguna anecdota!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Bienvenida al club de las ex au pairs! Acabo de terminar de leer tu blog. Que bueno que tuviste una buena experiencia y aprendiste mucho. Un abrazo grande desde California hasta tu ciudad linda, donde tengo mas de una amiga querida que conoci cuando era au pair. Cheers!

    ResponderEliminar
  5. Hola valentina, mi nombre es katherine zea vivo en cali y estoy muyyy interesada de ser au pair,me encantaria poder comunicarme contigo mi correo es katherine0010@hotmail.com mil graciasss

    ResponderEliminar
  6. Holaaaa!

    He leído tu blog y me ha gustado mucho cómo cuentas tus aventuras! Qué envidia y ganas de irmee yo tmabién!! Ahora he abierto el mío para contar mi propia experiencia en USA!

    Te dejo la dire por si quieres pasarte!!

    Besos!

    http://anaupairsuitcase.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar